Saber la frecuencia con la que funciona el mando de garaje de casa es un aspecto indispensable para que no haya problemas al abrir o cerrar el portón o puerta de nuestro hogar.

Para ello, es fundamental entender qué es y cómo funciona este dispositivo para poder hacer los ajustes necesarios.

Sin más preámbulo, veamos todo lo que tienes que saber sobre el mando de garaje:

Cómo saber a qué frecuencia está el mando garaje

¿Qué es un mando de garaje?

Un mando de garaje es un pequeño dispositivo que permite abrir el portón o puerta del garaje a distancia, evitando que la persona se tenga que bajar del vehículo o tenga que levantar la entrada de su hogar por su propia fuerza.

Se han convertido en un artefacto indispensable para muchas personas porque les posibilita entrar a su propiedad de manera más cómoda y segura.

Precisamente, en este último punto, el mando de garaje es clave para evitar posibles robos, ya que son varios los casos en los que los ladrones esperan a que el dueño de casa llegue para cogerlo justo cuando está bajando de su coche.

Hay que remarcar que, de acuerdo a la tecnología que tengan instalado estos dispositivos, tienen una velocidad de funcionamiento ¿No sabes cuál es la tuya?. Te mostraremos cómo saber con qué frecuencia está el mando garaje.

Cómo saber la frecuencia de su mando de garaje

El mando de garaje es un dispositivo que da comodidad a las personas. Su mecanismo de funcionamiento se basa en que el operador del equipo envía una señal infrarroja a distancia a un receptor que está en el portón y que este, a su vez, activa un interruptor que le ordena al motor eléctrico que se abra o se cierre.

Para funcionar de forma correcta, debe estar dentro del rango establecido para su resistencia. En el envío de señal IR, y con respecto a la frecuencia, si bien viene especificada en el manual, puedes averiguarla de otras formas.

Lo bueno de la situación es que existen pocos tipos de frecuencia en los mandos de garaje, así que esto puede ser un indicio para saber cuál es el tuyo:

1.       Revisa el manual de usuario del mando de garaje

El manual de usuario que viene incluido en el Kit de compra del mando del garaje contempla en su interior esta información, por esto se convierte en la solución más fácil a este problema.

En el caso de que no lo tengas en físico, puedes visitar la web del fabricante, pues ellos almacenan esa información de cada uno de sus productos en forma de manuales online o tablas de frecuencia.

Para esto debes realizar:

  1. Coloca el nombre de la marca de tu mando de garaje.
  2. Selecciona el sitio web oficial y busca el modelo correspondiente a tu mando a distancia.
  3. En la información del producto debe especificar los “MHz” que tiene de frecuencia el mando.

En el caso de que no aparezca esta información, puedes hacer una búsqueda rápida en Google colocando frecuencia del modelo y marca.

Por lo general, se aporta información en la web del fabricante o en tiendas online como Amazon, que aportan datos de frecuencia, tipo de código, especificaciones técnicas y más.

2.       Revisa la pegatina o impresión detrás del mando

Revisar la pegatina o impresión es otra forma fácil de saber la frecuencia del mando de garaje, pues en la mayoría de los portones o puertas de garaje en España suelen tener esta información en una pegatina que está plasmada en la carcasa, por lo que puedes encontrar esta información allí, en el mismo mando.

Tienes que buscar el valor que aparezca al lado de “MHz”, por lo general son de 433 y 868, pero como hay una variedad de modelos esto puede variar.

El problema se encuentra en que la mayoría de estas pegatinas pueden perder con el tiempo la pega y se van desfasando hasta que, si no se tiene el mayor cuidado, pueden perderse. Es por eso que puede fallar.

3.       Utiliza un frecuencímetro

Como su nombre lo establece, un frecuencímetro es un instrumento capaz de medir la frecuencia. En este caso, la frecuencia representa la cantidad de ondas que se repiten en una misma posición en un intervalo de tiempo.

Su utilización es muy sencilla y no necesitas ser un experto para poder usar alguno de ellos.

En el caso del mando de garaje, al ser un dispositivo que trabaja la frecuencia, es compatible con este instrumento, ya que mide la frecuencia del transmisor interno.

La manipulación del frecuencímetro va a depender del modelo, pero en líneas generales se trata de lo siguiente:

  1. Enciende el frecuencímetro y pulsa el botón de Frecuencia o Frequency.
  2. El frecuencímetro tiene una zona de sensibilidad dónde hace la medición. Lo que debes hacer es simplemente acercar el mando en esta zona y pulsar el botón de iniciar.
  3. En la pantalla va a aparecer la frecuencia en MHz.
  4. Luego, para verificar que sea la medición correcta, pulsa en el botón de Verificación o Check.
  5. Te pedirá pulsar el botón del mando y colocarlo en la zona de sensibilidad. Se va a emitir un BIP de confirmación.
  6. Nuevamente, tienes que pulsar el mismo botón del mando.
  7. La respuesta será un BIP. Si es breve, con un símbolo de positivo, significa que el mando está copiado exitosamente. En cambio, si es largo, con un símbolo de X, se refiere a que no hubo una copia, por ende, los resultados no son los correctos.

¿Qué hacer si el mando de garaje está desconfigurado?

La desconfiguración puede deberse a que, en comunidades con muchos vecinos, los mandos de garaje tienden a desconfigurarse, pues se cruzan todas las señales y conexiones, provocando circuitos en las tarjetas internas del mando.

Si este es tu caso, lo primero que tienes que hacer es verificar que no se trate de otro problema, por lo que los pasos que debes hacer, previos a la reconfiguración, son los siguientes:

En el caso de que cualquiera de los anteriores no corresponda, es posible que el error sea de sistema, por lo que puedes intentar configurar nuevamente el mando.

A continuación, te explicaremos una forma fácil de hacerlo:

  1. Primero debes probar con un reseteo de las tarjetas de circuito, para lo cual debes retirar las baterías del mando.
  2. Espera un tiempo, de 30 segundos a 1 minuto, y lo vuelves a instalar.
  3. Si no funciona, prueba a reajustar el receptor.
  4. Para esto, desconecta la unidad completa de la pared del garaje por 1 minuto.
  5. Vuelve a conectar y prueba el mando.

Si no funciona ,resulta necesario llamar a un servicio técnico porque es un trabajo especializado de reforma de sistema que amerita de un alto conocimiento en electrónica.

Incluso, puede suceder que el mando de garaje no vuelva a funcionar y necesites comprar uno nuevo, pero esta información solo será certificada por un especialista en la materia.

Para esta y otras informaciones sobre el funcionamiento de diferentes dispositivos útiles de tu vida cotidiana, así como también de otros temas, te invito a seguir nuestro blog y unirte a la lista de suscripción para que recibas todo el contenido actualizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.