No es muy difícil saber si un disco duro está defectuoso o si muestra signos de que puede causarte problemas pronto. Este es un componente que emite una serie de señales cuando las cosas no van bien. Veamos cómo saber si el disco duro está dañado.

Cuando te des cuenta de que algo anda mal, la primera acción que debes realizar es hacer una copia de seguridad de todo lo que consideres importante.

¿Cómo saber si el disco duro está dañado?

Guarda tus archivos de imagen, videos y documentos en la nube u otro disco extraíble, como un disco duro externo o una memoria USB. No te demores, ya que el problema puede ocurrir cuando menos lo esperas.

¿Cómo saber si el disco duro está dañado?

Hemos enumerado cinco consejos que pueden ayudarte a averiguar si tu disco duro está, o puede estar, defectuoso. Identifica los signos y buena suerte en la prevención.

1. HD es lento o se bloquea con frecuencia

Esto puede ser una señal de que las cosas no van bien. Los discos duros que fallan con demasiada frecuencia o se comportan más lentamente de lo normal, son una indicación de que se avecinan problemas.

La famosa “pantalla azul de la muerte”, por ejemplo, puede ser causada precisamente por problemas con el disco duro.

Vale recordar que este síntoma no es exclusivo de un problema en tu disco duro, pero es una posibilidad. En este caso, te recomendamos que intentes reinstalar el sistema operativo para excluir esta posibilidad.

Independientemente del resultado, ten en cuenta que estas señales significan que debes realizar una copia de seguridad de tus archivos de inmediato.

2. Los datos están corrompidos

Otro síntoma de HD defectuoso son los archivos corrompidos. Cuando esto sucede muy a menudo, es posible que el disco duro esté viviendo sus últimos días.

En promedio, la vida útil de un HD es de cinco a diez años y esta es una señal común de que el dispositivo tendrá problemas.

Además de los archivos corrompidos, otra consecuencia típica son los datos que desaparecen sin explicación, ya sean archivos o programas.

Probablemente esto se deba a que, en algún sector de la HD, ya existe un problema en curso. Nuevamente, cuando notes algo como esto, proporciona una copia de seguridad de inmediato.

3. Ruidos y sonidos extraños

Los HD son dispositivos mecánicos, compuestos por una aguja que realiza grabaciones en un disco. Ya sea leyendo o escribiendo datos, si comienzas a escuchar algunos ruidos extraños, similares a pequeños atascos dentro de tu PC, es una señal de que algo no va bien.

La causa de esto puede ser desde un motor atascado hasta una aguja fuera de lugar. Este tipo de problema es más común en los portátiles, porque el movimiento del dispositivo dentro de la mochila o las vibraciones pueden provocar daños en estos componentes.

En caso de duda, guarda tus archivos en otro lugar.

4. Windows no reconoce el disco duro

Aquí entramos en un campo donde el problema puede ser más grave. Si Windows ya no reconoce un disco duro, es posible que el sistema operativo esté defectuoso y una reinstalación puede eliminar esta duda.

Sin embargo, también es común que un disco duro problemático termine siendo “aislado” por el sistema operativo.

A menor escala, los cables o incluso la conexión a la placa base pueden seguir siendo la causa del problema. En este caso, vale la pena quitar el disco duro y probarlo en otra computadora.

Si esto no es posible, busca ayuda profesional para que puedan verificar si el dispositivo está realmente en problemas. Además, necesitarás ayuda para recuperar tus datos, que se vuelven inaccesibles por medios normales.

¿Cómo saber si el disco duro está dañado?

5. Utiliza una aplicación de diagnóstico

La carga lenta de archivos y aplicaciones es el síntoma más común. Obviamente, cuando el espacio en disco ocupado está cerca del límite de almacenamiento, es más común que ocurran problemas como este.

Eliminar archivos innecesarios es el primer paso que se debe tomar y puede resolverse, pero si eso no funciona, puede ser una señal de advertencia.

Programas y Apps para saber si un disco duro está dañado

Eventualmente, en casos más drásticos, los archivos pueden corromperse. Debido a que es un dispositivo mecánico, se pueden notar crepitaciones en algún momento si las cosas no van bien. Si alguno de estos síntomas ya forma parte de tu vida diaria, es hora de realizar pruebas para averiguar el alcance real del problema.

1. CrystalDiskInfo

Otra forma de averiguar si hay un problema con tu HD es a través de herramientas de diagnóstico. Uno de los más conocidos del mercado es CrystalDiskInfo, desarrollado por CrystalMark.

El software es completamente gratuito y puede ayudarte a diagnosticar los problemas más comunes.

Ten en cuenta que no es una aplicación definitiva y un buen resultado de prueba no indica necesariamente que no haya ningún problema.

Sin embargo, es capaz de identificar daños más frecuentes, lo que sirve como una buena advertencia de que es hora de hacer una copia de seguridad y guardar tus archivos mientras todavía hay tiempo.

2. Chkdsk

También puedes utilizar Chkdsk. La primera prueba a realizar no requiere descargar ninguna aplicación. Simplemente usa la herramienta Chkdsk nativa de Windows para realizar un escaneo.

Si se encuentra un problema, Windows te informará a través de la herramienta Visor de eventos de Windows. Cualquier error encontrado que pueda corregirse se solucionará automáticamente.

3. HDDScan

Si quieres ampliar el espectro e ir con mayor confianza, puedes utilizar la aplicación HDDScan para verificar más a fondo si hay problemas más serios que resolver.

A través de los informes SMART (acrónimo de Self-Monitoring, Analysis, and Reporting Technology) indica qué está funcionando y qué no. En los informes, los puntos verdes indican un buen funcionamiento, y los rojos indican problemas.

4. HDTune

Finalmente, otra herramienta complementaria que puedes descargar es HDTune. La aplicación es de pago, pero tiene una versión gratuita con menos funciones. Son suficientes para que puedas comprobar en tiempo real el estado de funcionamiento de tu HD mediante gráficos.

A través de esta herramienta, es posible ver si la velocidad de transferencia de datos está dentro de la media o no. Si el disco duro no funciona correctamente y uno de los síntomas es lento, es posible que la tasa de transferencia de datos promedio sea muy baja.

¿Cómo saber si mi disco duro está dañado desde el Bios?

Los discos duros pueden tener problemas que impiden que la computadora los detecte e incluso que aparezcan en la interfaz del BIOS del sistema.

Las fallas pueden incluir cables sueltos o mal conectados a defectos irreversibles en el disco duro o en la placa lógica de la placa base, lo que deja a los usuarios confundidos en el proceso de diagnóstico del problema.

A continuación, veamos los pasos que puedes seguir para analizar la situación y averiguar por qué el BIOS no reconoce el disco duro de tu computadora.

¿Cómo saber si el disco duro está dañado?

Asegúrate de que el disco esté activo en el BIOS

Dependiendo del tipo de BIOS que utilice tu computadora, es posible que el disco simplemente esté desactivado, lo que impide que el sistema acceda a él.

Las interfaces varían mucho de un BIOS a otro, pero, en general, conservan cierta coherencia con respecto a la organización de los recursos.

Deberías encontrar las entradas para los discos dentro de menús como “Dispositivos” o “Almacenamiento”. Luego, verifica que las unidades IDE / SATA estén marcadas como activas (en general, con el término «habilitado» en inglés).

Si ves alguno de ellos en «deshabilitado», significa que ese disco en particular está deshabilitado. Cambia la opción, sal del BIOS confirmando los cambios y realiza nuevas pruebas.

Cables mal conectados

Otra posible causa de este problema puede ser una falla en los cables que conectan el disco duro a la computadora. En las unidades SATA, estos conectores se dividen en dos: el de datos y el de potencia.

En este caso, el primer paso es comprobar que están correctamente conectados a la placa y al disco duro antes de realizar más pruebas.

Si el error persiste, es interesante probar otro par de conectores, además de conectar el HD a otro puerto SATA, en placas base con más de un tipo de interfaz.

Disco duro defectuoso

Un punto importante con respecto a este problema es que la BIOS debe detectar el HD, incluso si está en cero, sin ningún dato escrito o con problemas en las particiones.

Es decir, las comprobaciones iniciales del disco duro deberían al menos señalar la presencia de la computadora a la computadora.

Si ya has intentado reactivar el HD en la BIOS, te has asegurado de que los cables estén en buen estado y bien fijados, pero el medio sigue sin ser detectado, existe la posibilidad de que sus circuitos internos estén dañados irreversiblemente, ya que no emite una señal de vida a la PC.

Para estar seguro, prueba el disco duro en otra computadora o busca un adaptador SATA a USB para ver si el sistema lo detecta como si fuera un disco duro externo.

Si el HDD funciona como un dispositivo externo con el adaptador, es posible que el problema esté relacionado con el BIOS o la placa base de la máquina.

Puedes intentar restaurar el BIOS a la configuración de fábrica o actualizarlo con la última versión disponible para probar una solución.

¿Nada funcionó?

Si nada de lo que sugerimos ha funcionado, existe una alta probabilidad de que el disco esté defectuoso en la placa lógica que controla el funcionamiento del dispositivo.

La buena noticia es que si este es el problema, un defecto en los circuitos, es muy probable que tus archivos estén intactos en el HD.

Para acceder a ellos tendrás que recurrir a profesionales especializados en recuperación de datos, ya que este tipo de intervención requiere un mayor nivel de habilidad técnica.

¿Cambiar el disco duro o no?

Después de ejecutar todas las pruebas y diagnósticos posibles, tendrás un veredicto. Puede ser que el problema sea menos grave y el simple formateo del disco duro resuelva la situación.

En muchos casos, liberar espacio de almacenamiento también ayuda a que el disco duro funcione mejor.

Después de todos estos pasos, si los problemas persisten y las herramientas de diagnóstico continúan señalando que algo anda mal, lo mejor que puedes hacer es considerar reemplazar el disco duro.

Sin embargo, lo más importante es que desde el primer momento te asegures de guardar tus datos.

Palabras finales

Saber cómo realizar las pruebas de diagnóstico correctas puede ahorrarte mucho dinero. A menudo, es posible resolver problemas con el disco duro sin tener que cambiar necesariamente el dispositivo.

Sin embargo, para eso tendrás que tomarte unos minutos para realizar las comprobaciones necesarias. Las fallas del disco duro son cada vez menos comunes en los modelos actuales, y las pruebas de diagnóstico pueden ayudarte a identificar y reparar problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *