Cualquiera que sea la tarjeta de crédito que estés utilizando, todas contienen cierta cantidad de información estandarizada. Si quieres saber a qué banco pertenece una tarjeta de crédito, debes prestarle atención a cada detalle de la tarjeta, y aquí te lo explicamos.

Las tarjetas de crédito siempre tienen un número identificador, una fecha de vencimiento y un código de verificación, que permiten validar las transacciones. También tiene el nombre del titular, aunque en algunos casos, no lo coloquen. Todo esto es la información principal, pero aún tiene más. Vamos a verla.

¿Cómo saber a qué banco pertenece una tarjeta de crédito?

¿Cómo saber a qué banco pertenece una tarjeta de crédito?

Lo primero que debes identificar de una tarjeta de crédito, es su cara frontal. En ella podrás ver el banco emisor impreso con el motivo de la tarjeta. Esta es la respuesta más obvia a la pregunta hecha.

Sin embargo, al ser impresa, puede ser que esta información se haya borrado y no reconozcas el banco que emitió la tarjeta. Pues si es así, sigamos revisándola para conseguir otra manera de identificar el banco emisor.

Por definición, todas las tarjetas bancarias están equipadas con un número de 16 dígitos. Si bien puede parecer aleatorio, en realidad no lo es. Es un algoritmo de Luhn, que se utiliza para cifrar la información para que el hombre común no pueda recuperar la información y utilizarla.

Sin embargo, el número de la tarjeta bancaria se compone de una serie de dígitos que se pueden desglosar para comprender ciertas partes.

En este caso, el primer dígito corresponde al sector de la compañía que emitió la tarjeta.

Es por esta razón que todas las tarjetas bancarias emitidas por MasterCard o Visa comienzan con 4 o 5.

Los siguientes 5 dígitos del número de la tarjeta bancaria están asociados con el emisor de manera más precisa, acompañado de la primera cifra. Esto es lo que se conoce como código BIN. Es el identificador específico del banco de tu tarjeta.

La siguiente serie de 9 dígitos, se refieren al número de la tarjeta. Por tanto, es este número el que identifica con precisión esta tarjeta.

Con 9 dígitos, hay un total de mil millones de posibilidades para generar una secuencia única. Si es necesario, esta cadena se puede extender a 12 dígitos (una vez que se alcancen los mil millones), lo que dejará otras mil millones más de posibilidades.

Si has realizado el cálculo correctamente en el número de tu tarjeta de crédito, solo queda un dígito: el 16. Este último se denomina «código de autenticidad». Asociado a los otros 15 dígitos de la tarjeta, permite determinar su autenticidad a través del algoritmo que mencionamos anteriormente.

Debido a que todo se rige por un algoritmo, necesariamente existen métodos de cálculo para asegurar la validez del código. Para comprobar que un número de tarjeta de crédito es válido, existe un método. Pero no entraremos en detalle por ser un tanto complicado.

¿Cómo saber a qué banco pertenece una tarjeta de crédito?

El código BIN

Como ya te lo mencionamos, el código BIN son los 6 primeros dígitos del número de tu tarjeta de crédito. Este número identifica al banco emisor.

Existen páginas web donde puedes colocar este número de seis dígitos y ellas identifican el banco emisor para ti. El problema está en que no son confiables y no es recomendable utilizar este servicio.

Por los momentos, la página más confiable en la actualidad para el rastreo del código BIN es https://www.bankbinlist.com/ . Y eso es porque no te pide el código completo de tu tarjeta sino solamente los 6 primeros números.

Esto te da mayor seguridad y confianza.

¿Qué otra información hay en la tarjeta de crédito?

Además del número de la tarjeta de crédito, el objeto también está asociado con otra cantidad de información. Deberás conocer todos estos datos para realizar una transacción en línea.

Si en el día a día, para retirar dinero o para pagar compras poco importan, son cruciales para realizar operaciones en internet.

En otras palabras, este número de tarjeta de crédito que se compone de 16 dígitos será inútil si no está asociado con una fecha de vencimiento (en formato mes / año), un código de verificación de 3 dígitos (CVV, a menudo en el reverso de la tarjeta bancaria) y un tarjetero.

Es absolutamente necesario conocer todos estos parámetros para que una tarjeta sea válida. Obviamente, solo podemos invitarte a ser lo más discreto posible, y nunca a tomar una foto de tu tarjeta bancaria para compartirla en las redes sociales.

Ocasionalmente, es posible que algunas tarjetas no muestren toda esta información directamente en la tarjeta u oculten toda la información en el reverso de la tarjeta.

¿Cómo saber a qué banco pertenece una tarjeta de crédito?

De cualquier manera, una tarjeta de crédito siempre está asociada con todos estos parámetros, sin excepción, e incluso si no están marcados directamente en el medio físico.

Otra información valiosa que encontrarás en la tarjeta, es el número de teléfono del banco emisor. Está en letras pequeñas al reverso de la tarjeta. Si estos números están visibles, este es el método más seguro para identificar tu tarjeta y conocer el banco emisor. Solo tienes que llamar y seguir las instrucciones.

Alternativas al número de tarjeta de crédito

Ingresar tu número de tarjeta de crédito en todos los sitios web puede parecer delicado y no siempre seguro. Si deseas pagar en Internet, existen varias soluciones que te permiten colocar un búfer entre tu número de tarjeta y el sitio de comercio electrónico.

Evidentemente, podemos citar tarjetas bancarias virtuales, que generan números únicos para pagar las compras en Internet. Esta es una buena manera de no dejar nunca tus datos de contacto en línea y de evitar cualquier riesgo de recuperación de tus datos si el sitio de comercio electrónico fuera pirateado.

Desafortunadamente, no todos los bancos ofrecen estas tarjetas efímeras y, por lo tanto, debes buscar otra alternativa para asegurar tu tarjeta bancaria. En los últimos años, se han desarrollado muchas carteras electrónicas, como PayPal, que permiten la creación de una cartera en línea, que actúa como intermediario entre una cuenta bancaria y un sitio comercial.

Al finalizar el pedido en el sitio de comercio electrónico, todo lo que tienes que hacer es conectarte a PayPal, sin ingresar tu número de tarjeta de crédito física, para completar la transacción.

Para aquellos que quieran ir aún más lejos, y especialmente no comunicar su código y número de tarjeta de crédito en Internet, es posible utilizar criptomonedas.

Dicho esto, estos activos no están muy democratizados con los sitios comerciales y, por lo tanto, no se debe confiar demasiado en ellos. Sin embargo, esta es otra forma de permanecer anónimo y seguro en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *