Para quienes están hospedando un cliente, conocer algunos conceptos básicos es fundamental para solucionar pequeños problemas y optimizar los resultados de su sitio web.  Uno de los conceptos más importantes cuando se trata de la Web es ¿Cómo saber mi DNS?

Aquí aprenderás qué es, cómo funciona y todo lo que necesitas saber sobre él para tener un mejor hosting.

El DNS es importante porque es lo que permite que Internet funcione a través de nombres de dominio. Sin la tecnología conocida como DNS sería imposible acceder a un sitio web simplemente escribiendo su dirección en nuestro navegador.

¿Cómo saber mi DNS?

¿Qué es un DNS?

El acrónimo DNS significa Domain Name System (en inglés) y es un sistema que tiene la función de traducir direcciones de sitios web (URL) en números IP.

Un nombre de dominio, es entendido por el usuario, pero no por la computadora. La máquina necesita una dirección IP para acceder al servidor web responsable del sitio web, y ahí es donde entra el DNS.

DNS es una capa entre el cliente y el servidor de alojamiento, que mantiene actualizada la información de cada dominio. La solicitud del navegador se interpreta y el servidor DNS “apunta” al servidor de alojamiento solicitado.

¿Imagínate si no hubiera nombres de dominio y tuviéramos que memorizar direcciones IP para acceder a sitios web? Además de ser muy laborioso, cada vez que la aplicación cambia de servidor, tenemos que volver a aprender la dirección.

Por ello, el DNS funciona como una “abstracción” de los datos de la dirección del sitio web, para que llegue al usuario de una forma más inteligible.

¿Cómo saber mi DNS?

Una forma muy sencilla de conocer los números que componen tu DNS, además de acceder al estado de la configuración del Router, es ir al menú de inicio > accesorios > símbolo del sistema.

Se abrirá una ventana antigua de ms-DOS. En la línea de comando escribe ipconfig / all. Ahora puedes ver todas tus configuraciones de red: IP externa, IP interna, máscara de subred, DNS, puerta de enlace predeterminada, etc.

¿Cómo saber mi DNS a través del Cpanel?

El Seguimiento de DNS es una herramienta interesante para encontrar información sobre el dominio o rastrear la ruta desde el servidor a la computadora que accede al sitio web o Cpanel.

Esta función también te permite verificar que el DNS esté configurado correctamente.

Otra opción de esta función es la búsqueda de dominio, que te permite identificar la dirección IP de cualquier sitio web. Muchos sitios enfrentan problemas con errores al configurar DNS. Dado que cada nuevo registro de dominio te pide que configures el DNS del servidor en el que se alojará el sitio.

¿Cómo saber mi DNS?

Quien debe proporcionar el DNS es la empresa que alojará tu sitio web. Quien esté registrando un dominio, debe completar correctamente el campo DNS. O incluso optar por los DNS del propio Registro.

Para acceder a la función de rastreo de DNS, es necesario iniciar sesión en Cpanel desde tu cuenta de hosting. Luego, dependiendo del Cpanel que tengas, busca el ícono correspondiente a la pista de recursos DNS.

También puedes buscar en la barra de búsqueda.

¿Cómo encuentro la dirección IP y el DNS de un dominio?

La herramienta de búsqueda de dominios es muy útil para verificar la dirección IP y el DNS de un sitio web. Con esta búsqueda es posible descubrir esta información desde cualquier sitio web.

También se puede utilizar para corregir errores al completar el DNS al registrar un dominio. Y comprobar que el DNS proporcionado por la empresa de hosting es correcto.

Para utilizar esta herramienta, simplemente escribe la dirección del sitio web que deseas buscar, e la barra de búsqueda..

En la siguiente pantalla verás los resultados de tu búsqueda. Por lo general, se colocan de dos a cuatro DNS para apuntar el dominio a un servidor específico.

Cómo funciona el DNS

El DNS opera a través de varios servidores web en todo el mundo. Estos servidores no son más que enormes bases de datos con información sobre dominios e IP.

Funciona así: Cuando escribes una dirección en tu navegador, haces una solicitud al servidor DNS para resolver el dominio. Si el servidor no dispone de la información, se comunica con otros que puedan tener los datos solicitados.

Para comprender mejor cómo funciona el DNS, primero hablemos un poco sobre jerarquías y caché.

Jerarquía del servidor DNS

Internet está lleno de dominios y servidores web repartidos por todo el mundo. Entonces, para acelerar la resolución del nombre de dominio, existe una jerarquía de servidores DNS.

Los servidores principales son: servidor raíz, servidor proveedor de servicios de Internet, servidor TLD y ccTLD, y servidor autorizado.

Servidor raíz: Este es el servidor que se encuentra en la parte superior de la jerarquía DNS. El servidor raíz tiene la función de hacer el primer análisis de la solicitud e indicar la “ruta” a seguir para encontrar el servidor DNS solicitado.

Actualmente, Internet cuenta con 13 servidores raíz, lo que permite que el servicio esté siempre disponible.

¿Cómo saber mi DNS?

Servidor TLD y ccTLD: Son servidores DNS que diferencian el nombre a través del dominio de nivel superior, que son los sufijos finales de la dirección del sitio web (“.com” o “.es”).

Estos servidores apuntan a otro, responsable de cada una de las distintas terminaciones.

Servidor proveedor de Internet: Es el servidor DNS de tu empresa de Internet. Son los primeros en ser consultados, por lo que si ya cuentan con la información de DNS y su IP correspondiente, será mucho más rápido resolver la solicitud.

Servidor Autoritativo: Es el servidor DNS que tiene autoridad sobre ese dominio, es decir, es responsable de tomar notas a los servidores que albergan el sitio web.

Caché de DNS

Aunque consultar los servidores DNS por jerarquía agiliza el proceso, esta búsqueda aún lleva tiempo. Y, como sabemos, la velocidad es primordial en Internet. Precisamente para optimizar esta consulta existe la Caché DNS.

La Caché es una memoria de acceso rápido, y dentro del servidor DNS tiene la función de almacenar los datos de los dominios solicitados con mayor frecuencia. Esto reduce en gran medida el tiempo de respuesta de las aplicaciones.

Los servidores DNS de los ISP tienen una caché que almacena los datos de los sitios más visitados. Imagina que accedes a una nueva página y el servidor de tu proveedor resuelve el DNS del dominio.

Luego almacena esta información en la memoria caché para que los futuros visitantes del sitio tengan un tiempo de respuesta más rápido.

Si la IP del servidor ya está en la caché de DNS, el servidor no necesita hacer toda la consulta desde el servidor raíz, lo que facilita mucho el proceso.

La memoria caché del servidor DNS almacena cada pieza de información durante un período de tiempo, conocido como Tiempo de vida. Esta medida tiene como finalidad mantener la información siempre actualizada.

Por eso en ocasiones es necesario esperar la propagación de los datos DNS insertados en el hosting.

Conclusión

Conocer el concepto de DNS y las principales características de su funcionamiento son importantes para quienes quieren tener un mejor hosting.

Después de todo, saber cómo se comportan los servidores es una forma de conocer mejor su aplicación. Además, realizar las entradas correctas de los registros DNS es fundamental para que las personas puedan encontrar su sitio web, enviar correos electrónicos y visitar sus subdominios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *