Las vacunas previenen enfermedades graves, incluidas muchas que se transmiten fácilmente en las escuelas y guarderías. Durante más de 200 años, las vacunas han salvado vidas en todo el mundo. Y… ¿Cómo saber qué vacunas tengo puestas? Vamos a investigarlo.

Cuando te vacunas, haces que tu cuerpo sea más fuerte y más resistente a las enfermedades. No importa qué tan saludable estés, podrías enfermarte gravemente o incluso morir sin las vacunas para protegerte.

Cuando recibes las vacunas, también proteges a todos los que te rodean. Esto incluye a nuestras personas más vulnerables, como los niños muy pequeños y las personas que están enfermas o envejecen.

¿Cómo saber qué vacunas tengo puestas?

Mucha gente viaja o se muda de una parte del mundo a otra. Si demasiadas personas retrasan o rechazan las vacunas, veremos más casos de enfermedades graves, incluso enfermedades que se han eliminado durante muchos años, como el sarampión y la poliomielitis.

¿Cómo saber qué vacunas tengo puestas?

No existe una base de datos nacional para los registros de vacunación. Las vacunas administradas por los médicos de cabecera, los doctores y enfermeras del sistema de salud se mantienen en las oficinas de salud locales.

Pero si tienes mucho tiempo de haberte vacunado, puede ser que esos registros se hayan perdido o deteriorado. Lo ideal es que tengas tu propia cartilla de vacunación a la mano, en ella podrás ver todas las vacunas que te han colocado, y si te falta alguna por colocar.

Pero si no tienes tu cartilla de vacunación, deberás comunicarte con tu oficina de salud local para solicitar una copia de tus registros. También puedes hacer acto de presencia en la oficina y mostrar tu caso.

Si recibiste tus vacunas en un consultorio médico de cabecera, clínica de salud privada o clínica ocupacional, también deberían poder proporcionarte algunos registros.

Antes del año 2019, en España existía un calendario de vacunas común infantil para todo el país. Y si recuerdas que te hayan colocado todas las vacunas hasta cierta fecha, puedes consultar el historial de este calendario para corroborar el posible lugar donde puedan estar tus registros.

A partir del 2019, quedó obsoleto el calendario infantil, para dar paso al calendario vacunal único. Un calendario unificado para todas las edades, aplicable en toda España, que previene 14 enfermedades infecciosas. Está diseñado para ser administrado desde el nacimiento, hasta la edad de 65 años.

Mantén seguro tu registro personal de vacunas

Es importante que tengas un registro de tus vacunas y que lo guardes en un lugar seguro, ya que es posible que se te pida proporcionar información cuando estés de viaje, comiences la escuela / universidad o comiences un nuevo trabajo.

La cartilla de vacunación es primordial para corroborar esa información.

¿Cómo saber qué vacunas tengo puestas?

Es posible que debas recibir otras vacunas de vez en cuando, dependiendo de algunas circunstancias:

Estos registros se guardan en la clínica o centro hospitalario donde recibiste estas vacunas y debes hablar con ellos para obtener una copia de tus registros, en caso de no tener disponible tu cartilla de vacunación.

Te sugerimos que mantengas al día todos tus registros, de todas las vacunas, que has recibido en tu vida.

También es extremadamente importante que lleves un registro de vacunación de tus hijos, especialmente cuando se requieren ciertas vacunas para la guardería o la escuela.

Guardar los registros de vacunación de tu hijo

Un buen mantenimiento de registros comienza con una buena toma de registros.  Comienza a rastrear los registros de vacunación de tu hijo tan pronto como reciba su primera inyección al nacer. Es importante:

Escribe el nombre del consultorio o la clínica donde tu hijo recibió la vacuna, esto para saber dónde obtener los registros oficiales cuando los necesites.

Es imprescindible que guardes y actualices la cartilla de vacunación de tu hijo, ya que, con total seguridad, necesitarás esa información cuando inscribas a tu hijo en la guardería, escuela, o un equipo deportivo.

También necesitarás esos registros actualizados cuando tu hijo viaje internacionalmente.

Encontrar registros oficiales de vacunación

Si no tienes una copia de los registros de vacunas de tu hijo o no puedes encontrarlos, es posible que puedas recuperar una copia oficial comunicándote con:

La escuela del niño

La mayoría de las escuelas, colegios y universidades mantienen en archivo los registros de vacunación de sus estudiantes.

Ten en cuenta que las escuelas generalmente mantienen estos registros solo durante uno o dos años después de que el estudiante se gradúa, se transfiere a otra escuela o deja el sistema escolar.

Si necesitas registros de un colegio o universidad, comunícate con los servicios médicos o el departamento de salud estudiantil correspondiente.

¿Cómo saber qué vacunas tengo puestas?

¿Qué pasa si no puedes encontrar los registros de vacunación de tu hijo?

Tu hijo debe considerarse susceptible a enfermedades y debe vacunarse, si no puedes encontrar sus registros o si sus registros están incompletos.

Es seguro que tu hijo reciba una vacuna, incluso si ya la ha recibido. Alternativamente, tu hijo también podría hacerse un análisis de sangre en busca de anticuerpos para determinar su inmunidad a ciertas enfermedades.

Sin embargo, es posible que estas pruebas no siempre sean precisas y los médicos pueden preferir revacunar a tu hijo para una mejor protección.

Habla con el médico de tu hijo para determinar qué vacunas necesita tu hijo para protegerse contra enfermedades que se pueden prevenir con vacunas.

Importancia de las vacunas

La inmunización es una historia de éxito mundial en materia de salud y desarrollo, que salva millones de vidas cada año. Las vacunas reducen los riesgos de contraer una enfermedad al trabajar con las defensas naturales de tu cuerpo para generar protección.

Cuando recibes una vacuna, tu sistema inmunológico responde. Ahora tenemos vacunas para prevenir más de 20 enfermedades potencialmente mortales, lo que ayuda a personas de todas las edades a vivir vidas más largas y saludables.

Actualmente, la inmunización previene entre 2 y 3 millones de muertes cada año por enfermedades como la difteria, el tétano, la tos ferina, la influenza y el sarampión.

La inmunización es un componente clave de la atención primaria de salud y un derecho humano indiscutible. También es una de las mejores inversiones en salud que puede comprar el dinero.

Palabras finales

Las vacunas también son fundamentales para la prevención y el control de los brotes de enfermedades infecciosas. Son la base de la seguridad sanitaria mundial y serán una herramienta vital en la batalla contra la resistencia a los antimicrobianos.

Sin embargo, a pesar del enorme progreso, demasiadas personas en todo el mundo, incluidos casi 20 millones de bebés cada año, tienen un acceso insuficiente a las vacunas.

En algunos países, el progreso se ha estancado o incluso se ha revertido, como en Venezuela por ejemplo, y existe un riesgo real de que se pierdan los logros pasados. La cobertura mundial de vacunación, la proporción de niños del mundo que reciben las vacunas recomendadas, se ha mantenido igual durante los últimos años.

Últimas Entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *